La magistrada-juez Rosa María García Jover, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz, ha cerrado la investigación archivando el caso de los cursos de formación de Mercajerez, causa que en su momento supuso la imputación de la ex alcaldesa de Jerez Pilar Sánchez, de Amanda Rivillas técnico de los cursos y Angel Salazar director gerente de Mercajerez. La exalcaldesa ya habia sido desimputada hace ahora dos años y ahora se hace lo mismo con el gerente y la técnico.

Despues de la medida, las acciones legales emprendidas contra Mercajerez y su director, han quedado sin efecto alguno después de que tanto el Ministerio Fiscal como la Junta de Andalucía acusaran en un primer momento, ya que la magistrada no ve indicios de delito.

Según se desprende del auto de sobreseimiento al que ha tenido acceso Mercajerez, “de lo actuado no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa, por lo que de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 641-1º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, procede decretar el sobreseimiento provisional de las actuaciones”. Esto se pone de manifiesto en escrito que se elevó el pasado 24 de agosto, por el que el Juzgado de Instrucción número 3 de Cádiz ha ordenado que se notifique dicha resolución a quienes pudiera causar perjuicio la misma, aún cuando no se hayan mostrado parte en la causa”.